14 mayo 2012

Quisiera...

Quisiera decirte tantas cosas, pero me faltan y me sobran las palabras.
 
Quisiera retroceder el tiempo... pero sé que no puedo.  

Quisiera despertar cada mañana y saber que estas aquí, que jamás te fuiste.
 
Quisiera poderte abrazar una vez más y saber que nunca dejaré de hacerlo.

Quisiera despertar cada mañana y saber que podré observar tu sonrisa, día tras día.

Quisiera que todos estos textos que he escrito dirigidos a ti, no los hubiera escrito nunca, ya que significaría que jamás te fuiste.